BLOG
FOTÓGRAFAS DE PAPEL
Fotografía-contextualizada




Copyright 2007-2012
Built with Indexhibit

«Álbum familiar de la URSS» es el resultado del encuentro y la apropiación visual de- fotografías encontradas en el mercado de Izmailovsky Park-Moscú, a partir de casi 300 registros fotográficos de una familia soviética, que cruzan desde la década del treinta has- ta el período post-soviético —en un único registro de 1995—. En ellas se encuentran o especulan tres generaciones, la mayoría del material son retratos individuales o grupales de los integrantes de la familia, viajes turísticos y unas pocas escenas de la vida cotidiana. En ellas también, unas pocas fotografías provenientes de EE.UU. La exposición coloca en el centro dos de los personajes, la madre o ELLA y el hijo o ÉL —si los podemos nombrar de alguna forma—. La serie de obras presentadas establecen una relación interna con una fracción de la producción visual del arte ruso-soviético, instalándonos en dos estaciones perfectamente reconocibles. La primera es el suprematismo y constructivismo ruso con «Proyecto para la afirmación de lo nuevo» y «Ella», en éstas reconocemos el recorrido desde Kazimir Malevich hasta El Lissitzky, las intervenciones traslúcidas de colores y espejos raspados sobre los retratos familiares traen consigo la simpleza de las formas geométricas que apeló la «sensibili- dad pura» suprematista y también la geometrización espacial volumétrica constructivista. Junto con ello se rearticulan las formas dialécticas del «collage» de Alexander Rodchenko. La segunda es el realismo socialista soviético —el proyecto estético del Politburó— con «Realismo socialista» y «Él». En ella no hay recorrido, sino la puesta en imagen de dos conceptos: iconografía y monumentalidad de guerra en el auto-sacrificio para el trabajo conquistador del futuro, cargado de esa limpieza racial iconográfica en la apología a la «blanquitud» rusa. El cuerpo de ÉL articula las dos obras, primero como turista, la segun- da como militar. En ambas se sostiene en una fantasmagórica presencia Y aquí nos propone la ficción que organiza el relato expositivo. ¿Es posible reunir esta especie de visualidad cotidiana con la experiencia estética del arte? ¿Es posible reunir lo rutinario con la revolución? ¿Lo insignificante con lo monumental? ¿El cuerpo común con el cuerpo heroico militar? Qué imagen hay detrás de la vanguardia ruso-soviética es lo que se ensaya, pero también cuál es la visualidad de lo cotidiano que fue reemplazada por la monumentalidad heroica. O, por lo contrario, sobre qué imágenes se posó-censuró la van- guardia o cómo la cotidianidad de los cuerpos anuló la monumentalidad de la revolución en las formas de lo turístico. Estas son algunas de las preguntas que deberían organizar nuestra experiencia. José M. Santa Cruz Grau