“Ver no se piensa y no se siente”
George Didi-Huberman

CINCO GALLOS ROJOS El olvido es parte de la memoria. Lo que aconteció en Chile durante la dictadura cívico- militar está suspendido en la historia reciente. Tras la llegada de la democracia, el Estado no se ha hecho cargo de educar y reflexionar las implicancias del periodo para que la sociedad opine, piense y reflexione, quedando como un tema sesgado a un solo campo y dejando pasar la historia sin historia a otras generaciones. De ese modo, son otros los que se han hecho cargo de hacer emerger narrativas complejas de ser abordadas, como la desaparición, el secuestro, torturas, exilio y las detenciones forzadas; ya sea desde el activismo, agrupaciones de derechos humanos, la literatura, el cine o el arte en la esfera pública. Es el caso de la artista Daniela Contreras, quien indaga en su propia biografía y alza una historia guardada en un archivo privado familiar sobre la detención de su padre junto a otros cuatro militantes del MAPU en 1985 en el Cajón del Maipo por agentes de DICOMCAR. Sin señalar nombres, solo hechos, imágenes de diarios, fotografías y el recorrido del proceso, el trabajo sugiere una atemporalidad histórica, acto necesario para la recuperación de la indiferencia y el olvido.

Para Walter Benjamin, la mirada tiene un factor de pérdida, convirtiéndose en un símbolo del duelo. La obra de Daniela tiene ese mismo sentido de duelo y pérdida, que cambia en el momento de exponerla en un espacio público, transformándola en un suceso colectivo, re-significando el silencio y la omisión de nuestra identidad.

Montserrat Rojas Corradi

Beca de creación FONDAR-NACIONAL CHILE (2018)

http://danielacontreras.com/files/gimgs/th-57_WEB1.jpg